“Que la palabra sea la única arma de los colombianos” Timoleón Jiménez

Foto: Corporación Nuevo Arco Iris/ Firma del Nuevo Acuerdo/ Noviembre 24 de 2016
Foto: Corporación Nuevo Arco Iris/ Firma del Nuevo Acuerdo/ Noviembre 24 de 2016

Este jueves 24 de noviembre el país vivió una nueva firma de paz, firma del presidente Juan Manuel Santos y el máximo comandante de las Farc Timoleón Jiménez.

Mientras se celebraba la ceremonia en el Teatro Colón, de Bogotá, a la que asistieron más de 700 personas, en la Plaza de Bolívar se reunieron decenas de colombianos y algunos extranjeros para asistir a la firma que se proyectó en dos pantallas gigantes.

Algunas de las consignas que se oyeron en la Plaza fueron: “PaZamosLaPágina” “Acuerdo De La Esperanza” “Acuerdo De Paz” “Nuevo Acuerdo” y al son de “Paz paz paz no la dejaremos escapar, urra urra urra la guerra es muy absurda”, así se recibió la firma.

El evento contó con la participación de la cantante cartagenera Cecilia Silva Caraballo quien interpretó el himno nacional, el Teatro y la Plaza se unieron en un sólo canto, seguido de ella se realizó la firma correspondiente en el Nuevo Acuerdo, luego el Comandante dio sus palabras para que el Mandatario del país hiciera el cierre.

Algunas palabras del Comandante:

“Que la palabra sea la única arma de los colombianos. Para alcanzar la firma de este acuerdo definitivo los colombianos vivimos más de siete décadas de violencia, medio siglo de guerra abierta, 33 años en procesos de diálogos, un lustro de debates en La Habana, el desencanto del pasado 2 de octubre y el más histórico esfuerzo por conseguir el consenso mayoritario de la nación. En esta última etapa enriquecimos y modificamos el acuerdo anterior teniendo en cuenta las inquietudes y las propuestas, aclaraciones y definiciones puntuales hechas por los más variados grupos y organizaciones sociales, sectores de opinión, movimientos y partidos políticos; estudiamos con desprevención y esmero todo lo puesto a consideración de las partes de la mesa”.

Timoleón Jiménez agradeció el apoyo de la comunidad internacional a la ONU, a los EE.UU, al Vaticano, a la CELAC, a los países acompañantes Venezuela y Chile, a Cuba y Noruega “países garantes del proceso que estuvieron noche y día velando por la culminación de los trabajos de las delegaciones a todos ellos y ellas nuestro eterno reconocimiento”.

El comandante agradeció de igual forma a los grupos de mujeres, campesinos, indígenas, afrocolombianos, LGTBI, a quienes salieron a marchar en diferentes ciudades del país, condenando a la guerra y respaldando los fundamentos del acuerdo final; a “estudiantes universitarios que consiguieron despertar una auténtica movilización nacional en defensa a la solución política y que promovieron y conquistaron un pacto juvenil por La Paz”, en general a todos quienes participaron de las distintas marchas, luego del 2 de octubre.

En las conclusiones mencionadas se resaltó la denuncia de las costumbres políticas, la corrupción, mentira y engaño.

“Que la vida la integridad personas, las libertades de movimiento y pensamiento sean reales, por eso Colombia cierra filas en torno a este acuerdo definitivo, porque implicó debates profundos con todas las voces, involucró a las mismas fuerzas armadas… nadie debe quedarse por fuera de él, con este acuerdo no se deponen ideas, solo se pone fin de forma definitiva a la guerra”, por lo que se reclama la implementación pronta y eficaz.

Finalmente hizo un llamado a los violentos de terminar con los asesinatos a los colombianos, “no más amenazas y hostilidades” y reiteró la solidaridad con todas las víctimas de la guerra haciendo una petición de perdón por las consecuencias que ellos han tenido por causa de las acciones de la misma guerrilla.

Algunas palabras del Presidente de la República:

“Los colombianos compartimos un amor profundo por nuestro país que nos permite reconocernos como nación. Hemos forjado nuestra identidad nacional a lo largo de cerca de doscientos años de vida como nación independiente… Somos un pueblo orgulloso de nuestras virtudes, de nuestro empuje y nuestro tesón… La paz y la concordia son parte de esos valores compartidos”

El mandatario afirmó que la paz devolverá “la esperanza, la fe en el futuro y la posibilidad de tener un mejor vivir para nosotros y nuestros hijos”.

También agradeció “los aportes que hicieron las víctimas, la Iglesia, los jóvenes, los empresarios, los partidos de la coalición para la paz, las Altas Cortes y magistrados, las organizaciones religiosas y sociales, los sindicatos, las comunidades indígenas y afrodescendientes, los militares retirados, los movimientos de mujeres, el propio Centro Democrático y tantos otros sectores con los que hablamos, unos que votaron Si y otros que votaron No”, afirmando que cada uno de ellos propuso “alternativas para avanzar hacia el nuevo acuerdo”

“Hoy hemos firmado, aquí en este escenario histórico, ante el país y ante el mundo, un nuevo acuerdo de paz con las Farc. EL DEFINITIVO… EL ACUERDO DEL TEATRO COLÓN. Un nuevo acuerdo surgido de un diálogo abierto y franco con todos los sectores de la sociedad aquí en Colombia, y un proceso riguroso de renegociación entre las delegaciones en La Habana. Dignas de exaltar y agradecer han sido la dedicación, la disciplina y la entereza del equipo negociador del Gobierno. Al equipo de las Farc también le agradezco su trabajo, su compromiso y su buena disposición. Este acuerdo, mejorado y ajustado gracias a los aportes de la sociedad, incorpora la inmensa mayoría de las propuestas presentadas, pero preserva los objetivos esenciales del acuerdo de Cartagena”.

Para concluir el gobernante dijo que sólo se espera la refrendación por parte del Congreso en el curso de la próxima semana para así acudir a implementación y cuando se refrende, desde ese momento será el día D. “5 días después se iniciará el movimiento de las Farc hacia las zonas veredales transitorias. A los 90 días se iniciará la dejación de las armas. Y en 150 días, tan sólo 150, TODAS las armas de las Farc estarán en manos de las Naciones Unidas. Las Farc, como grupo armado, habrá dejado de existir”.

“Reconozco que este nuevo acuerdo es mejor que el que firmamos en Cartagena. Es mejor porque recoge las esperanzas y las observaciones de la inmensa mayoría de los colombianos. Del 50% de los que votaron Sí y de un importante porcentaje de los que votaron No. Este nuevo acuerdo nos permite trabajar juntos, como nación, para recuperar las regiones más afectadas por el conflicto, para reconciliarnos, para aprovechar nuevas oportunidades de crecimiento y progreso”.

Ver galería fotográfica ►AQUÍ◄.