Lo que sabemos sobre la catástrofe en Mocoa y lo que puede hacer

Foto: Gustavo Torrijos – El Espectador

Todo lo que necesita saber sobre la tragedia en Mocoa, desde las últimas cifras reportadas de muertos y heridos, hasta cómo ayudar a las personas afectadas.

¿Qué pasó?

En la madrugada del sábado, las fuertes lluvias en Mocoa ocasionaron la crecida de los ríos Mocoa, Mulato y Sangoyaco. La crecida, a su vez, generó una avalancha que se llevó todo lo que encontró a su paso. (Vea “Así se ve Mocoa tras la avalancha”)

¿Cuántas personas han sido afectadas?

La situación está cambiando minuto a minuto, por lo que es difícil establecer con 100% de certeza el número de muertos, heridos, desparecidos, cuerpos identificados o estructuras afectadas. Aquí estaremos actualizando las cifras, que vienen de instituciones como la Cruz Roja Colombiana, tan pronto sean publicadas oficialmente. Esto es lo que tenemos reportado hasta el momento:

-210 personas fallecidas. La Fiscalía General tiene una lista con los nombres de 28 personas que ya han sido identificadas. La puede ver acá. Medicina Legal también trabaja en la identificación de cuerpos. El presidente, Juan Manuel Santos, dijo este domingo en la mañana que se han identificado 170 cuerpos. (Esto hasta ayer 2 de abril, hoy: A 262 asciende número de víctimas mortales por avalancha en Mocoa)

-103 personas heridas, que están recibiendo atención médica, según la Cruz Roja.

-46 menores de edad murieron

-158 casos reportados de búsqueda de familiares (151 abiertos y 7 cerrados).

-300 familias afectadas.

-17 barrios fueron afectados por la avalancha.

-25 viviendas destruidas.

¿Cómo ubicar a un familiar en Mocoa?

La Cruz Roja tiene tres correos electrónicos y un número telefónico habilitados para esta tarea: rcf@cruzrojacolombiana.org, carlos.giraldo@cruzrojacolombiana.org  y asistente.protec@cruzrojacolombiana.org. El número es 310-2252105.

¿Si quiero ayudar, qué puedo hacer?

-La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres habilitó una cuenta de ahorros en Davivienda para recibir donaciones, con el número 021666888.

-Para hacer transferencias a la cuenta de Davivienda desde otros bancos siga estos pasos: en nombre del titular ponga Fiduciaria La Previsora SA y en documento ponga NIT 8605251485. Las transferencias desde una cuenta de Davivienda no requieren de este procedimiento.

-El Ejército tiene habilitada la entrega de ayuda humanitaria y pide, especialmente, los siguientes elementos: alimentos no perecederos, ropa, elementos de aseo, agua, colchones y frazadas.

-Las donaciones que está recibiendo el Ejército pueden entregarse en las capillas del Cantón Norte y del Occidental desde las 8:00 a.m. de este domingo. También en la base aérea de Madrid (Cundinamarca), la Casa Rotaria de Facatativá, el Batallón Boyacá (Pasto) y el Grupo Cabal (Ipiales).

-Recepción de ayudas e insumos en Puerto Asís: La Aerocivil instaló un centro de acopio de insumos en el aeropuerto de Puerto Asís para trasladar ayudas hacia Mocoa. Si quiere ayudar con donaciones, también puede hacerlo a través de este lugar.

-Hasta el momento, la Cruz Roja recuerda que NO está recibiendo ayuda humanitaria. La información de esta institución puede ser seguida en sus redes sociales y con la etiqueta #TodosConMocoa.

-Lo que sí está recibiendo la Cruz Roja son donaciones, en dinero, para proveer agua a la población afectada en Mocoa. Estas donaciones pueden hacerse a través de este portal. Pero tenga cuidado. Como ocurre siempre que hay una tragedia, inescrupulosos se están aprovechando y, asegurando que recolecta ayudas para llevar a Mocoa, han captado varias cajas con víveres y medicinas que incautos les han entregado creyendo que son funcionarios de la Cruz Roja. Así ocurrió en la sede en Bogotá, en la que varias personas han denunciado la presencia de sujetos con carteles y hasta chalecos que aseguran estar recibiendo las ayudas para enviarlas a través de un avión privado a la capital del Putumayo.

Servicios funerarios

El presidente Juan Manuel Santos informó que el estado costeará todo lo referente a las servicios funerarios de las 210 víctimas mortales de esta avalancha.

Ver en El Espectador