El Domingo Laín tuvo su propia “locomotora” del petróleo y comete su peor crimen (2a parte)

Foto: archivo revista Arcanos / cortesía Semana

La conformación del Frente Domingo Laín en 1980, fue un hecho de impacto en Arauca, más aún, cuando las FARC, pocas semanas antes habían hecho su aparición con el frente Guadalupe Salcedo, mediante un hostigamiento al puesto de policía de Fortul.El Frente Domingo Laín, que en su núcleo inicial no pasaba de 25 combatientes en el grupo de guerrilla, se constituyó en comisiones que hacían presencia permanente en la zona, que conocían al dedillo y donde contaban con el apoyo del campesinado. Era una guerrilla de parientes, amigos, conocidos, vecinos, lo cual les permitió crecer fácilmente.

Promovieron escuelas de combatientes en las que mezclaban la instrucción militar básica con los cursillos políticos. A finales del año 82 ya eran 150 combatientes, que se repartieron en comisiones de 12 y se instalaron en Saravena, parte de Arauquita y parte de Tame, territorios que conocían a la perfección y donde contaban con apoyo social.

La conformación del Frente Domingo Laín, fue un gran aliciente para un ELN que empezaba a recuperarse de una profunda crisis, después de la operación Anorí, en 1973, que aniquiló al núcleo básico de esa organización. La llamada Dirección Nacional Provisional, DNP, que intentaba levantar de las cenizas al ELN, invitó a los araucanos a ocupar un lugar en esta dirección. A pesar de que Atilano y Daniel eran los líderes más importantes de la naciente guerrilla, la designación recayó en Efraín Pabón, quien tenía la tarea de coadyuvar en la búsqueda de la cohesión organizativa del nuevo ELN.

Pero poco después, en Efraín Pabón y el sacerdote franciscano Diego Cristóbal Uribe murieron en Suratá, Santander en un forcejeo con una patrulla del Ejército.

Al principio estos antiguos líderes sociales, ahora convertidos en guerrilleros, acampaban en las fincas de campesinos conocidos. Con el tiempo vino la clara diferenciación entre el grupo guerrillero y la “base campesina”. El grupo armado entonces se convirtió en el árbitro de conflictos entre los pobladores, y trajo consigo prácticas arbitrarias, fusilamientos, y códigos de conducta inflexibles y draconianos tanto para combatientes como para la población civil que se mantienen hasta hoy. “Está conmigo o contra mí” hay sido el mantra de actuación de la guerrilla en Arauca.

Pero vendría a ser el secuestro y la extorsión los que aceitarían la maquinaria de guerra del Domingo Laín.

Pablo, el principal dirigente del Frente Domingo Laín, quien se fugó de la cárcel hace pocos años, narra así es parte de la historia: La primera retención económica (secuestro)  fue en 1980 a Efraín Lache. Cuando eso se cobró 10 millones de pesos, pero eso era mucha plata, mucha, eso era hartísima”.

No es exageración afirmar que en 32 años de existencia el Frente Domingo Laín ha podido mantener en secuestro a un promedio de 30 personas por año, logrando cuantiosos recursos y una capacidad de intimidación para la tributación forzosa que ha impuesto.

Ahora que se vuelve hablar de la presencia de la guerrilla colombiana al lado venezolano, bueno es recordar que la relación inicial del Frente Domingo Laín con la guardia venezolana fue de conflicto.

El Laín asumía como enemigas a las Fuerzas Armadas venezolanas que de cuando en cuando, aupados por terratenientes venezolanos, los utilizaban para expulsar a colonos colombianos que llevaban 20, 30 años abriendo fincas de ese lado. En ese contexto, el Frente Domingo Laín emprendió su primera acción militar al lado venezolano. La toma al puesto de Cutufi de la guardia venezolana fue el 18 de septiembre de 1983, se recuperaron 1 ametralladora M-61 y 20 fusiles”, dice Pablo.   Desde entonces el Frente Laín empezó a hacer presencia al otro lado de la frontera.

En el año de 1983, el Presidente Belisario Betancur  le anuncio al país el yacimiento de petróleo más importante jamás encontrado, Caño Limón, en Arauca. Así lo describe un documento de Ecopetrol: Se estimaban reservas cercanas a 50 millones de barriles, pero a medida que se fue dando la llamada “producción temprana”, el campo mostró sus verdaderas dimensiones de gigante. De hecho, Caño Limón es el líder en Colombia con unas reservas de 1.200 millones de barriles”.

Tras esta riqueza iba el Frente Domingo Laín, imponiendo un impuesto forzoso, y como espada de Damocles, el secuestro a cuatro ingenieros alemanes de la Compañía Manesmann que en asocio con la Italiana Sicim, estaba construyendo el oleoducto que llevaría el crudo hasta Coveñas, Sucre. De este secuestro el Frente Domingo Laín derivó millonarios recursos.  Con estos “petrodólares” el ELN se disparó en Arauca y recobró vigor nacional. Sólo que los araucanos tenían ahora mucha más incidencia. El secuestro de los cuatro ingenieros fue negociado a través de un misterioso personaje alemán, que después tendría una larga y controvertida relación con el ELN: Werner Mauss y su esposa Micaela.

La cifra que pidió el ELN por la devolución de los ingenieros nunca se conoció a ciencia cierta pero se habla de ocho millones de dólares. Cuatro de ellos fueron pagados en plata sonante y contante. El resto, el grupo guerrillero exigió invertirlo en obras sociales como educación, salud, vías de comunicación, acueductos y alcantarillados en las comunidades de la zona donde las petroleras y sus contratistas comenzaban a trabajar.

Con la elección popular de alcaldes, el Frente Domingo Laín, que tenía un control realmente fuerte de gran parte de Arauca, vio la oportunidad de capturar también las instituciones, promoviendo personas afines en las elecciones. Adentro del ELN los miembros del Domingo Laín siempre se mostraron como anti-electorales y de un radicalismo extremo, pero en casa, en Arauca, se habían tomado alcaldías y muchas instancias departamentales, en los que Andrés Peñate, ex vice ministro de Defensa denominó “clientelismo armado”.

Para el año 1986, en un clima de escalamiento de la guerra, el ELN decidió construir compañía militares, como unidades de Ejército insurgente. El Frente Laín construyó la Compañía Simacota, para lo cual envió a Cuba y Vietnam a los futuros mandos altos y medios. Esta compañía se constituyó con 250 combatientes y especialidades de logística, comunicaciones, sanidad, pero en su primera incursión tuvo un gran revés, con cerca de treinta combatientes muertos. La toma al puesto de policía en Puerto Rondón, fallida, fue en 1987. Es la más grande derrota que hemos tenido en el campo militar, no por el número de muertos por que ha habido mas muertos, el problema fue que fue la primera acción como fuerza regular y además era la pauta que iba a marcar la táctica de insurrección en la guerra, y fue una acción totalmente atravesada y desenfocada. Se cometió un gran error, el segundo mando de la acción se desertó esa noche y el compañero por el machismo tomo la decisión de hacer la acción. El compañero no se fue para la plaga (Ejército), pero de todas formas se desertó y yéndose el segundo mando de la acción era imposible desarrollarla”, narra Pablo.

Con la intensificación del conflicto armado en buena parte del departamento de Arauca, en medio de la disputa por el petróleo, donde el ELN mantuvo una posición de sabotaje permanente,  pero de extorsión continuada, la Iglesia, en cabeza de Monseñor Jesús Emilio Jaramillo, un Obispo con vocación social y comunitaria, empezó a criticar de manera abierta las acciones del Frente Domingo Laín.  Jaramillo les pedía a las comunidades que no se dejaran engañar por el hecho de que el ELN incluyera obras sociales dentro de sus pliegos a las petroleras, y se propuso de manera decidida ganarle las comunidades que veían con alguna simpatía o abierto apoyo al Frente Domingo Laín.

Monseñor Jesús Emilio Jaramillo intensificó la labor social de la Iglesia y en este pulso social e ideológico ganó espacio y se puso de manera decidida del lado del Estado y de la fuerza pública, clamando por más presencia del gobierno en la región. El Frente Domingo Laín, que henchido de arrogancia se creía un Estado alterno en Arauca, lo asesinó en octubre de 1989. Un acto que contó con el repudio de toda la sociedad, alejó a muchos que antes toleraban al ELN, y casi genera un sisma dentro de esa organización insurgente que para ese momento era comandada por un sacerdote, el cura Manuel Pérez, y en cuyas filas había decenas, sino centenares de religiosos y religiosas. Mayor paradoja aún cuando este frente lleva el nombre justamente de un sacerdote español muerto en combate como guerrillero: Domingo Laín.

El crimen contra Monseñor Jesús Emilio Jaramillo significó el cruce de una frontera que hizo percibir a los elenos de Arauca como un grupo intransigente y sin límites en el ejercicio de la violencia. La encarnación de la intolerancia y el autoritarismo. Hacia adentro, el Domingo Laín, demostró con ese asesinato que tenía suficiente autonomía y que, como tenía la sartén de las finanzas por el mango, no se dejaba mandar de nadie.

Para ese entonces Daniel y Atilano habían abandonado Arauca y gente más joven, que habían crecido con un fusil en las manos, como El Chino y Pablito, sobresalían como los nuevos dirigentes.

Los años noventa serían turbulentos para Arauca: riqueza, expoliación, corrupción y violencia. En la década pasada las fuerzas armadas intentarían controlar por fin ese departamento, con escasos logros. ¿Por qué persiste la guerrilla en Arauca de manera tan fuerte?

(Mañana tercera y última parte)

1 comentario en “El Domingo Laín tuvo su propia “locomotora” del petróleo y comete su peor crimen (2a parte)”

  1. QUE CRIMEN TAN HORROROSO – MONSEÑOR JESUS EMILIO JARAMILLO ES UN MARTIR DE LA IGLESIA COLOMBIANA – PAZ SOBRE SU TUMBA

Los comentarios están cerrados.