Antequera, líder, esposo y padre

El 3 de marzo de 1989 fue asesinado José Antequera, destacado líder de la Unión Patriótica (UP), en el aeropuerto El Dorado cuando se disponía a viajar a Barranquilla. Hoy 25 años después, con testimonios de su esposa y sus hijos, lo recordamos.

“Quedé totalmente muda, no entendía, no creía. Para mí, ese día siempre será recordado como uno de los momentos más tristes a nivel personal y para el país, pues con su asesinato perdimos una gran oportunidad de paz”. Estas son las palabras de María Eugenia Guzmán de Antequera, esposa de José Antequera, al recordar el momento en el que se enteró de la muerte de “Pepe” como lo llamaban en casa.

Han pasado más de dos décadas desde ese 3 de marzo, cuando más de 20 impactos de bala acabaron con la vida de José Antequera, a pesar del paso del tiempo y del dolor, María Eugenia se rehúsa a olvidar: “no es agradable repetir este relato, pero es necesario recordarlo para que la situación que se vivió con José y la UP no se olvide, ni se repita”.

“Él iba para Barranquilla a visitar a mi abuela y no volvió más” recuerda ahora Erika, la hija mayor de José Antequera. Tenía solo 10 años cuando se enteró del asesinato de su padre y no entendía muy bien lo que había pasado. “Durante aquellos días hubo muchos disturbios en la ciudad, había policías, la gente se manifestaba gritando llenos de rabia. Ahora que vuelvo a ver estas imágenes, me doy cuenta que esas revueltas eran fruto de la impotencia que la gente sentía, al ver como caían uno a uno todos sus ideales”.

Erika Antequera ahora es periodista. Hace 5 años produjo el documental La historia que no contaron: José Antequera para mostrar la vida de su padre, de la UP y también buscar respuestas a más de dos décadas de impunidad.

“Cuando decidí hacer este trabajo, mi temor más grande era revivir todos aquellos recuerdos dolorosos, pero ha sido muy gratificante porque he conseguido construir en mi mente quien era mi papá” finaliza Erika, refiriéndose al trabajo audiovisual realizado con el documentalista Ayoze O’Shanahan para no olvidar a José Antequera.

Su otro hijo, José Darío Antequera, tenía solo cinco años cuando se enteró de la trágica noticia. A su corta edad solo recuerda una gran convocatoria de personas en su casa, con rabia e impotencia, pero también con muestras de mucho cariño por este líder de la UP. Hoy, 25 años después, recuerda a su padre como la persona que simbolizó la lucha vigente por el derecho a la educación, la renovación de ideales políticos y el compromiso de los jóvenes para crear un nuevo país.

Para la familia Antequera, hoy hay que recordar nuevamente esta historia para acabar con la indolencia del país frente a los hechos que cobraron la vida de tantas personas. “Vengan de donde vengan, estas acciones deben ser condenadas, pues el respeto por la vida humana debe estar por encima de cualquier pensamiento político. Lamentablemente, el tiempo ha logrado legitimar la agresión al que piensa diferente” concluye María Eugenia.

Dos candidatos presidenciales, ocho congresistas, trece diputados, 70 concejales, Once alcaldes y más de 4000 militantes asesinados dejó esa época de violencia contra la UP, la mayoría de estos casos siguen impunes. “Narrar y recordar, ese es el punto de partida para empezar a escribir la historia de lo sucedido. El caso de la UP es la oportunidad de construir memoria, paz y justicia, comprometiendo a todos los sectores de nuestra sociedad”, es lo que espera José, el hijo menor, quien actualmente se dedica a proyectos que buscan recuperar la memoria histórica del país.

 

Tomado de: http://www.centrodememoriahistorica.gov.co/index.php/noticias/noticias-cmh/2969-antequera-lider-esposo-y-padre