Foto CNAI/ Inicio del Encuentro Nacional de Paz, en el Congreso de la República, Auditorio Luis Guillermo Vélez. 22 de Julio 2015

Foto CNAI/ Inicio del Encuentro Nacional de Paz, en el Congreso de la República, Auditorio Luis Guillermo Vélez. 22 de Julio 2015

El Encuentro Nacional de Paz, que se realizó en una jornada de dos días, unió organizaciones, entidades, movimientos, instituciones, partidos políticos, comisiones de paz del Senado y de la Cámara de representantes, miembros de Consejos Nacionales y Territoriales de Paz, en un solo clamor, el de #LaPazEsAhora.

En una primera jornada que se desarrolló el miércoles 22 de julio en horas de la tarde, se dio inicio a este Encuentro Nacional de Paz, en el Congreso de la República, Auditorio Luis Guillermo Vélez, con la intervención de más de treinta voces apoyando la paz, apoyando el proceso que se está desarrollando en la Habana, haciendo énfasis en el cese unilateral del fuego de las Farc y saludando el desescalamiento del conflicto acordado entre las partes.

Foto CNAI/ Canto del Himno Nacional de Colombia en el Encuentro Nacional de Paz, en el Congreso de la República. 22 de Julio 2015

Foto CNAI/ Canto del Himno Nacional de Colombia en el Encuentro Nacional de Paz, en el Congreso de la República. 22 de Julio 2015

Algunas de las intervenciones estuvieron a cargo de personalidades como, Horacio Serpa Uribe, Senador de la República, miembro de la comisión de paz del Senado y director del Partido Liberal Colombiano; Piedad Córdoba por parte del Frente Amplio por la Paz quienes han sido delegados por las Farc- EP para ser veedores del cese unilateral del fuego; Iván Cepeda Castro político y defensor de derechos humanos colombianos; Ángela María Robledo, Representante a la Cámara por Bogotá; Marino Alfonso Viveros Mancilla integrante del Consejo Nacional de Paz afrodescendientes; el ELN por medio de un comunicado y las FARC- EP por medio de un vídeo de saludo al Encuentro Nacional de Paz, entre otros, quienes reafirmaron su posición frente a la guerra, la violencia, el cese bilateral y la exigencia de una paz plena para toda Colombia.

Las intervenciones fueron enfocadas en respaldar la declaración, “La Paz es ahora” invitando a participar en la consolidación de la salida negociada al conflicto armado, a los esfuerzos que se están haciendo por el desescalamiento de la violencia en Colombia, no sólo material sino también enfocado en el lenguaje, haciendo el firme llamado a estar en contra de quienes no apoyan la paz y todo lo que ha logrado este proceso. Hay dos temas que hay que erradicar en tiempo actual, uno es el paramilitarismo y el otro es dar inicio de la comisión de la verdad antes de que se terminen los acuerdos.

En una segunda jornada desarrollada el jueves 23 de julio desde horas de la mañana en el que por medio de tres comisiones: Evaluación del momento de la paz y el proceso en la Habana, Pedagogía y Comunicación para la paz y Coordinación de agenda para las movilizaciones, se destacan nueve conclusiones:

Foto CNAI/ Comisión de Coordinación de agenda para las movilizaciones. Centro de memoria Histórica. 23 de julio 2015

Foto CNAI/ Comisión de Coordinación de agenda para las movilizaciones en el Centro de memoria Histórica. 23 de julio 2015

Foto CNAI/ Comisión de la Pedagogía y Comunicación para la paz . Centro de Memoría Histórica. 23 de julio de 2015

Foto CNAI/ Comisión de la Pedagogía y Comunicación para la paz en el Centro de Memoría Histórica. 23 de julio 2015

Comisión de Evaluación del momento de la paz y el proceso en la Habana en el Centro de Memoria Histórica. 23 de julio 2015

Foto CNAI/ Comisión de Evaluación del momento de la paz y el proceso en la Habana en el Centro de Memoria Histórica. 23 de julio 2015

1. Declarar que Colombia vive un estado de alerta por la paz, es decir un estado excepcional que reclama acciones diarias de compromiso individual y colectivo en defensa del proceso de paz en todos los rincones de la geografía nacional y en todos los ámbitos de la vida social.

2. La declaración conjunta del gobierno y las FARC – EP titulada “Acelerar en La Habana, desescalar en Colombia”, abrió una oportunidad excepcional para que las conversaciones de paz se enrumben hacia la firma del Acuerdo final de terminación del conflicto y construcción de una paz estable y duradera.

3. Se llama a todos los espacios regionales, mesas de paz, consejos territoriales y demás mecanismos de coordinación o diálogo por la paz a reunirse el próximo 20 de agosto, cuando se cumple un mes de la decisión de tregua unilateral y de avance en el desescalamiento, para evaluar la situación y elevar la presión por la continuidad de esas medidas hasta que se pacte el cese bilateral definitivo y se ponga en práctica en todo el territorio nacional.

4. En relación a las conversaciones exploratorias que vienen realizando el Gobierno Nacional y el ELN, en el Encuentro se destacaron tres acciones: definir la agenda y los mecanismos necesarios para iniciar las negociaciones formales, pedir al gobierno y al ELN un acuerdo de cese bilateral del fuego y exigir la aplicación de las normas del DIH y el avance hacia acuerdos especiales de aplicación.

5. El Encuentro Nacional de Paz reitera la importancia de distinguir el aporte a la paz que hacen las mesas de negociación con las FARC y el ELN y el conjunto de esfuerzos que le corresponden a la sociedad entera.

6. Para fortalecer la pedagogía y la comunicación para la paz es necesario Difundir los acuerdos, avances y resultado del proceso de negociación en La Habana, estimular una alianza entre el estado, la sociedad civil y la comunidad internacional para la pedagogía y comunicación para la paz, que contemple la sensibilización y la comprensión de los aspectos principales de los acuerdos, fortalecer las redes de comunicación, ciudadana, comunitaria y alternativa para que difundan con los lenguajes adecuados, entre otras acciones.

7. El Encuentro Nacional de Paz llama a la coordinación de las agendas por la paz que están promoviendo centenares de organizaciones y a concertar acciones comunes en las regiones, departamentos, municipios o subregiones.

8. Frente a la campaña electoral y las elecciones del 25 de octubre es necesario enfocarlas a favor de la paz, respaldando el actual proceso y firmando LA DECLARACIÓN: LA PAZ ES AHORA.

9. La Declaración La Paz es ahora, las conclusiones y relatorías de este Encuentro Nacional por la Paz, serán entregadas al Presidente de la República, a la Oficina del Alto Comisionado por la Paz, a los voceros del gobierno en las mesas de negociación y exploración, a las FARC y el ELN, al Acalde de Bogotá, gobernadores y alcaldes en todas las entidades territoriales, a los países garantes, acompañantes y facilitadores, a la comunidad internacional y a los medios de comunicación.
(Ver las acciones correspondientes de las conclusiones en: Conclusiones del Encuentro Nacional de Paz).

Para finalizar, simbólicamente se encendió la llama por la paz en el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación que reunió a más de 300 personas, muchas llegadas de varios regiones del país que aclamaron el llamamiento La paz es ahora.

Jorge Enrique Rojas, secretario de Integración Social de la Alcaldía de Bogotá, llamó a los integrantes de la Guardia Indígena de la ONIC del Cauca, que encendieran el pebetero que solo se apagará cuando el país sea testigo de la firma de los acuerdos de La Habana.

Ana Teresa Bernal, Alta Consejera por los Derechos de las Víctimas, saludó a los participantes reafirmando el compromiso de la Bogotá Humana por la paz. “No hay dos caminos, uno solo es digno, el de la paz”, anotó en medio de los aplausos.
El evento decidió convocar un nuevo Encuentro Nacional de Paz entre el 12 y el 30 de noviembre próximo para evaluar los avances en las negociaciones de paz, el desescalamiento, el cese unilateral y los acuerdos para el cese bilateral definitivo del fuego y las hostilidades.

De esta forma la sociedad civil muestra su poder de convocatoria en uno de los momentos más cruciales de la vida nacional con iniciativas para consolidar el actual proceso de paz. (Ver completo el desarrollo de la “Llama por la paz” en ¡La paz es ahora!)

(Puede ver también la DECLARACIÓN DEL ENCUENTRO NACIONAL DE PAZ)