onu
La Representante Especial del Secretario General para los niños y los conflictos armados, Leila Zerrougui, celebra la confirmación realizada el día miércoles 10 de febrero, por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) de poner fin al reclutamiento y utilización de los menores de 18 años en sus filas.

“Me anima la declaración pública realizada por las FARC-EP y, mientras los diálogos de paz avanzan, me alegra ver que la protección de los niños, niñas y adolescentes continúa recibiendo la atención necesaria”, declaró Leila Zerrougui.

Las FARC-EP habían expresado inicialmente su compromiso de dejar de reclutar menores de 18 años en el curso de varias reuniones con la Representante Especial el otoño pasado en Cuba. La Sra. Zerrougui viajó a La Habana en dos ocasiones en 2015 para abordar el tema de la protección de los niños, niñas y adolescentes afectados por el conflicto armado con las dos partes negociadoras en el marco de los diálogos de paz, el Gobierno Colombiano y las FARC-EP.

En los próximos meses, ante la posibilidad de que se empiecen a implementar los acuerdos de paz, será importante asegurar que se tengan servicios adecuados para los niños, niñas y adolescentes desvinculados de las FARC-EP, y que ellos y ellas sean tratados primariamente como víctimas, conforme a los estándares nacionales e internacionales.

El interés superior del niño y los estándares internacionales de protección deben servir como principios rectores para garantizar que los programas de reintegración sean sostenibles y aborden las necesidades específicas de todos niños, niñas y adolescentes, incluidos los huérfanos, las niñas y los integrantes de comunidades afrocolombianas e indígenas.

La Representante Especial reiteró que la ONU está dispuesta para brindar el apoyo necesario para el proceso de desvinculación y reintegración de todos los menores de 18 años que se encuentran en las filas de las FARC-EP.

“Ahora quedo a la espera de que los niños, niñas y adolescentes sean desvinculados y retomen una vida normal”, concluyó laRepresentante Especial. “Exhorto a todas las partes a tomar las precauciones necesarias para garantizar la seguridad de los niños, niñas y adolescentes durante el proceso de salida del grupo para proteger sus derechos como víctimas y para evitar que vuelvan a ser reclutados por otros grupos.”

Esther Ruiz Entrena
Especialista Protección de la Infancia
UNICEF

Ver en ONU Colombia