image
Libros del DOS DE BASTOS invita este jueves 21 de abril a las 5:00 pm. al lanzamiento de los libros, Rescoldo bajo las cenizas de Ignacio Betancur Sánchez, Camilo: Sacerdote y revolucionario de Francisco J. Trujillo y La revolución de las sotanas de Javier Darío Restrepo, en el Colegio Americano, carrera 22 No. 45A-51.

Memorias de un “experimento” social que tocó raíces de una región colombiana, Pueblorrico, Antioquia.

Eleonora Betancur González, hija de Ignacio Betancur Sánchez, al que recuerda como un hombre que emanaba tranquilidad, con sonrisas sonoras y burleteras pero de enseñanzas largas, enseñanzas y explicaciones a las preguntas que Eleonora le planteaba de niña. Ella da inicio a una de las obras de lanzamiento, Rescoldo bajo las cenizas.

Dando apertura a este libro, plasmando desde las primeras páginas cómo recuerda a su padre y lo mucho que lloró por su partida, padre con el que se encontró tiempo después siendo ya una mujer adulta; el encuentro se da pero por medio de fotos y recuerdos, cartas y escritos, en estos últimos halló el libro que escribió sobre su experiencia sacerdotal “Rescoldo bajo cenizas” que es una recopilación de cuentos, poesías y reflexiones políticas, que más adelante se encontrarían en el libro “Confesiones peregrinas”.

Para Eleonora, el encontrarse con su padre por medio de sus legados literarios le abrió la puerta a conocer a los amigos de Ignacio, sus compañeros de luchas sociales. Estos encuentros le hicieron comprender, como ella misma afirma, que no sólo perdió “un papá en forma absurda y trágica, sino que el país y este azaroso mundo también habían perdido irremediablemente un ser especial”, comprendió que “el hombre tan humano como todos y tan admirable como pocos, que se había entregado al sacerdocio para trabajar por las gentes humildes con genuina honestidad, el hombre que después había renunciado a los privilegios clericales para dedicarse a la lucha por la justicia social, el ser que con pasión había respetado y amado la vida, el hombre que al final de sus días estaba convencido de que la paz, la transformación social y humana vendrían de la mano de un cambio cultural profundo, ese ser al que le habrían arrebatado la vida por el hecho de haber soñado un mundo digno y más justo para todos” ese ser, era su padre.

Ignacio Betancur S. era un hombre humanista y pensador que murió en medio de “la irracionalidad del conflicto armado y la guerra”, aun así, Eleonora plasma en esas primeras páginas del libro que las víctimas necesitan “sanar para mirar con esperanza la vida, para poder contribuir a la reconciliación y a la paz del país”. Es necesario romper la cadena de guerra, odio y exterminio, esto para lograr la paz verdadera y duradera, esa paz de la que puedan disfrutar las nuevas generaciones que nacen en el territorio colombiano.