Las barreras que debe superar el posconflicto en Montes de María (Parte 2)

Foto: Archivo El Tiempo
Foto: Archivo El Tiempo

EL DESPOJO EN MONTES DE MARÍA.

El despojo es tan histórico como el conflicto, en Colombia, en tiempos tiempo de la Colonia, al resguardo indígena Zenú – San Andrés de Sotavento le fueron entregados títulos de propiedad sobre 83.000 hectáreas de tierras “Hoy, de esas 83.000 hectáreas solo nos quedan 8.000”, afirma Walter Monterrosa, capitán de cabildo mayor del resguardo. El Estado colombiano entregó en el periodo 1963 a 2007, 134.230 hectáreas a campesinos de los Montes de María, cifra esta equivalente al 21 % del total de la tierra Montemariana, beneficiando a 10.736 familias campesinas, los municipios con mayores porcentajes de tierras entregadas, fueron Ovejas con el 37 % (20.251 hectáreas), El Carmen de Bolívar con el 34 % (27.001 hectáreas). María la Baja con el 19 % y San Jacinto con el 16 %. De acuerdo con informaciones de observatorios de conflictos de la Universidad de Cartagena, y la prensa, el 63% o sea (84.423) Has, están en poder del Fondo nacional de Tierras, empresas y fiducias creadas luego de la llamada pacificación del territorio. De las 134.230 hectáreas adquiridas por el gobierno, en Sucre, fueron entregadas a 5.889 familias campesinos 55.264 hectáreas:, mientras que en Bolívar se entregaron 78.966 hectáreas. 4.847 familias

LAS COMPRAS A TERCEROS DE BUENA FE-

En Ovejas se transaron entre los años año 2008 y 2010 cerca de 13.000 Has, a precio por debajo de 600 mil pesos, El más emblemático caso es el de la empresa Arepas Don Pancho, que compró de forma dolosa tipificando el delito de lesión enorme 1.200 hectáreas de la finca Europa, a unas 130 familias que habían sido parceladas por el INCODER, pagando cada hectárea a no más de 800 mil pesos.

Según el periódico el Tiempo, Álvaro Echeverría adquirió 9.600 has, las cuales englobo y revendió a un mayor precio, cerca de 1000 eran de campesino. (uno de sus clientes (Cementos ARGOS que compro cerca de 11.200) para reforestar como responsabilidad social.

El secretario de Gobierno de San Juan Nepomuceno, reconoce que solo una empresa forestal de Medellín, Tierras de Promisión, compró cerca de 5.000 hectáreas. Todo esto después de las 67 masacres ocurridas en Montes de María, 28 de las cuales fueron en Sucre y 39 en Bolívar entre 1980 y 2012. Según la investigación del periódico el Tiempo los principales compradores de tierra en Montes de María fueron, Álvaro Ignacio Echeverría, con 4.771 hectáreas, Sociedades Tierras de Promisión S.A., 1.616 hectáreas, Manuel Medina Muñetón, Agropecuaria Génesis S.A., con 8.618, Cementos Argos, cuya compra se calcula en 12.000 Ha).

LA RESPUESTA CON LA APLICACON DE LA LEY 1448, LOS CAMPESINOS EN SUCRE HAN DICHO

“La restitución de tierras es un monstruo para nosotros”, “se puede generar más violencia entre los campesinos”, “esto es un atropello del Gobierno contra los campesinos resistentes a la violencia. (acelera los procesos en aquellos predios, vendidos a otros campesinos “segundos o terceros ocupantes) pero no se tocan los hoy grandes predios.

Poca amplitud para comunicar los derechos de las organizaciones y de las víctimas hacen que se desconozcan a qué tienen derecho y cómo acceder a ellos”.

Al respecto, Andrés González de Planeación Nacional señaló “el bajo registro de reclamantes se debe a poca o mala difusión y a miedo de las víctimas a nuevas agresiones”. La pedagogía y la generación de confianza en las víctimas es el primer tema a revisar.

De otro lado El Observatorio de Restitución y Regulación de Derechos de Propiedad Agraria, ha dicho que “la restitución tal como está diseñada no puede cumplir en diez años la meta trazada en la ley de víctimas y restitución de tierras. al paso que vamos podría demorarse miles de años.

El POSCONFLICTO:

Definición un estado posterior al conflicto en donde transcurre una transición hacia la paz, Con lo visto anteriormente surge la pregunta. ¿Se ha superado el conflicto en Colombia?, El posconflicto entonces se traduce en, que la paz con perspectiva positiva, no es la ausencia de guerra o de conflictos sino la presencia de la justicia social y el bienestar, la satisfacción de las necesidades básicas de todas las personas y grupos sociales, tanto en sentido espiritual como material.

De allí que la política pública y el desarrollo económico, no puede ir en contra de la vida y del desarrollo con justicia social, que la PAZ es articular los propósitos de la ley, a la voluntad política de los funcionarios de las instituciones, que la paz como derecho no es el silencio de los fusile, es dotar, restituir, formalizar la tierra al campesino con todos los servicios sociales, es reformar y optimizar políticamente las instituciones especialmente el Ministerio de Agricultura y los institutos adscritos a esa cartera, Posconflicto es Identificar los temas prioritarios que se consideran estratégicos y significativos en la región para construir una paz estable duradera, es elaborar una propuesta integral de construcción de paz a partir de los temas identificados como estratégicos y significativos, que contribuyan a la construcción de una paz estable y duradera en la región, es implementar programas de desarrollo rural integral con enfoque territorial y ambiental, mediante el uso de subsistemas productivos agrícolas y pecuarios, agroindustrial y comercio justo, que implique el fortalecimiento y cualificación de capacidades del liderazgo de las organizaciones sociales rural, y en espacial de base (indígenas, afro y victimas) en zonas sujeto de Restitución de Tierras.

Impulsar el desarrollo integral de la región, a través de programas y proyectos estratégicos que maximicen las ventajas competitivas de la región, mediante la integración de las acciones del sector público, el sector privado y la sociedad civil. En una ecuación justa y no asimétrica en favor de los poderosos, es dar garantías para seguridad y soberana alimentaria sin desmedro de la tecnificación de la producción, la empleabilidad y el comercio justo.

Por ello nuestro convencimiento que la paz que el país necesita es, una Paz Territorial que centre las preocupaciones de la sociedad y del Estado en los territorios y los derechos, tanto de las víctimas como de la ciudadanía en general. La Paz es la necesidad de fomentar y conjuntar sinergias entre procesos sociales y políticos del territorio, como el de la Zona de Reserva Campesina de los Montes de María, y el propósito de generar condiciones para el posconflicto, la construcción de paz y la reconciliación nacional, Es enmarcar el proceso en una articulación que permita un ACUERDO NACIONAL que posibilite el mutuo apoyo y la acción política en favor de la Paz Territorial y sus diversos elementos dinamizadores, entre ellos el proceso social y organizativo que promueven el desarrollo Rural desde lo sostenible y sustentable.

Fortalecer de manera integral a LAS ORGANIZACIONES SOCIALES Y COMUITARIAS, entre estas, el como sujeto político colectivo que contribuya a generar condiciones para el establecimiento de una Paz Territorial que produzca como resultado un eficiente y eficaz ordenamiento social, político, económico, ambiental y cultural del territorio.

Por José Macareno Acosta
Sincelejo
PROCESOS SOCIALES POLÍTICOS Y CULTURALES MONTES DE MARIA

Ver Las barreras que debe superar el posconflicto en Montes de María (Parte 1)