UNIPA

La población del municipio de Tumaco hace pública una vez más la situación de seguridad y violencia que generan “zozobra” en el territorio ancestral en el que está ubicados.

Por medio de un comunicado hacen el llamado a la comunidad nacional e internacional para que “denuncien estos acontecimientos y pongan en evidencia el incumplimiento e inefectividad de las medidas adoptadas por el gobierno nacional para garantizar una verdadera seguridad en esta zona del país”.

A continuación el comunicado:

Para nuestra organización indígena es preocupante ver como diariamente se presentan actos de violencia que generan zozobra en nuestro territorio ancestral o en los lugares por donde transitamos. Son hechos que, si bien parecen aislados, suceden de manera reiterada intimidando a nuestro pueblo y poniendo en riesgo nuestra pervivencia en armonía alrededor de nuestras familias Inkal Awá.

El pasado fin de semana, el Corregimiento de la Guayacana – Municipio de Tumaco, tuvo que vivir dos hechos de violencia que se suman a los fatídicos acontecimientos que enlutaron a nuestro pueblo durante los últimos dos meses. En esta ocasión cuatro personas fueron asesinadas, de las cuales dos eran indígenas Awá. Si bien no se encontraban dentro de los censos de los resguardos asociados a la UNIPA, hacen parte de nuestras familias y nuestro pueblo, por lo que como organización exigimos una pronta investigación por parte de la Fiscalía General de la Nación como ente competente en estos casos, para que se aclaren estos hechos que dejan nuevamente familias Awá desarticuladas.

El corregimiento de la Guayacana es una zona de gran importancia para nuestro Pueblo Indígena Awá, pues por allí entramos y salimos de nuestros resguardos en búsqueda de víveres para el consumo diario. Estas situaciones evidencian el riesgo que corren nuestros hermanos y hermanas que se ven obligados a transitar por esos lugares, por lo cual hacemos un llamado para que las instituciones competentes busquen medidas que garanticen la seguridad de esta zona. Como lo manifestamos anteriormente en varios comunicados recientes, la violencia que se está viviendo el municipio de Tumaco y el Piedemonte Nariñense es preocupante. La sistematicidad con la que se suceden estos hechos nos hace cuestionar a las entidades del Gobierno Nacional, las cuales tienen el deber constitucional de hacer respetar la vida y demás derechos humanos de quienes buscamos un mejor mañana para las generaciones venideras.

Estos trágicos hechos suceden sólo unos días después de que sesionara de manera extraordinaria en nuestro territorio la Comisión de Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas (4 y 5 de octubre), que encontró una crítica situación de vulneración en medio de la militarización de la región. Así mismo, entre el 10 y el 14 de octubre realizamos la Mesa de Concertación Awá donde, una vez más, fuimos espectadores del incumplimiento del gobierno nacional de su obligación de proteger y restablecer nuestros derechos fundamentales vulnerados por el conflicto armado, ordenada en autos y sentencias de la Corte Constitucional.

Hacemos un llamado a la sociedad civil nariñense a que levante un grito de protesta frente a los diversos hechos que se vienen presentando alrededor de nuestros territorios. Tumaco y el Piedemonte son territorios pluriétnicos, donde en su mayoría vivimos indígenas, afrodecendientes y campesinos; no podemos seguir permitiendo que la balas acallen a quienes buscamos un mejor vivir, pretendiendo intimidar los procesos comunitarios que desde hace décadas fundamos para proteger nuestra identidad cultural. Nariño es un departamento en resistencia y nuestro deber es continuar el legado de nuestros ancestros.

A los defensores de derechos humanos nacionales e internacionales instamos a que denuncien estos acontecimientos y pongan en evidencia el incumplimiento e inefectividad de las medidas adoptadas por el gobierno nacional para garantizar una verdadera seguridad en esta zona del país.

ASOCIACION DE AUTORIDADES TRADICIONALES INDIGENAS AWA UNIDAD INDIGENA DEL PUEBLO AWÁ – UNIPA

Ver comunicado-016-2016