CRIC

En horas de la mañana del pasado 14 de octubre, la Policía y la fuerza pública del Cauca ingresaron a la hacienda La Emperatriz en la que desde hace más de un año las comunidades indígenas del resguardo de Huellas Caloto vienen llevando a cabo acciones de liberación de la madre tierra.

Según el comunicado de prensa publicado por la ONIC, la fuerza pública ingresó a la hacienda destruyendo los sembrados y los cambuches lanzando gases lacrimógenos. Por lo anterior, las comunidades cercanas desalojaron sus viviendas con los niños y mayores de edad que se encontraban dentro de las casas.

Se reportaron cuatro heridos durante el incidente. Es por esto que la Organización Nacional Indígena de Colombia y el Consejo Regional Indígena del Cauca, (CRIC), expresan que “estas acciones de ataque y fuerza indiscriminada contra comunidades indefensas, quienes exigen legítimamente sus derechos, cuidan y defienden el territorio, garantía de vida para todas las generaciones no pueden justificarse desde un Gobierno que proclama la paz, no pueden primar la ambición individual por encima de los derechos colectivos.

Por último la ONIC y CRIC, hacen un llamado a las organizaciones defensoras de los Derechos Humanos para que estén atentas y actúen ante los ataques de la fuerza pública contra las comunidades indígenas.

Ver en KONUCO & CHAGRAS