Foto: Portal El Acontecer

¡¡El Padre Pachito o Efrain Aldana aún piensa en LOMA FRESCA!!

Con la venia del Reverendo Efrain Aldana, conocido en el mundo ecuménico social y político como El Padre “Pachito”, publico estas fotos tomadas el 9 de enero del presente 2018, para que propios y extraños nos regocijemos con la buena nueva de su lenta pero positiva recuperación, fue una de esas tardes maravillosas que uno no quisiera que se acabaran, llovía torrencialmente en Medellín mientras la horas transcurrían en un diálogo vigoroso de recuerdos encontrados de su adorada Cartagena:

Preguntó por Loma Fresca, por Bertha, Miguel, Rosiris y todas esas gigantes mujeres que siguen dando vida a su obra, por el “Papi” Caballero zapatero insigne del mercado de Santa Rita, por la cocina exquisita de María del Carmen Alcázar y sus hijas Inés, Teresa y Carmiña, alabando el logro de su hijo Robertico como médico de la U de Cartagena y su hija Paola, recordando que hace un tiempo lo vino a visitar, por Israel y eterno Funsarep, que tanto servicio a prestado a la comunidad, del docente universitario Javier y el homenaje que le piensan hacer pronto en Cartagena, por Raúl Paniagua y su Rosita del alma, por al padre David que coincidencialmente cumplía años ese día, por Marilyn y sus hijos, que ya es abuela, por el Centro de Cultura por supuesto, por “chucho” y Nilson, por el perro y por el gato; antes de apretar las manos de Aria Isabel y la mía, para sacar un suspiro con olor a champeta de lo profundo de su alma.

La casa del Padre Arrupe es un centro de retiro sacerdotal jesuita que actualmente cuenta con 17 sacerdotes gozando de buen retiro, cada uno en su habitación con baño privado, un equipo médico los acompaña permanentemente haciendo de cuidadores integrales, comen a sus horas sanamente, tienen una magnífica biblioteca a disposición, lo que hace que su vejez transcurra no solo con dignidad sino también que puedan seguir siendo útiles dentro de sus posibilidades, escribiendo, leyendo, dialogando y tertuliando desde la memoria religiosa y la vocación de servicio construida a lo largo de sus vidas evangelizadora.

Si bien su voz suena entrecortada, algunos recuerdos no son claro, el Gran PACHITO mantiene firme su lucidez y coherencia, su alma pura dejo salir lagrimas de grandeza acompañada por las nuestras en esos momentos rituales, que los recuerdos vividos se confunden con la dulzura del amor y el cariño repleto de afecto por los buenos recuerdos. Ojalá el homenaje merecido del pueblo cartagenero y sus instituciones se de pronto y en vida, ojalá cada amigo, cada discípulo, cada creyente de su obra viva, cuando pase por Medellín lo visite y por qué no organizar una caravana para acompañarlo. Te queremos Pacho, te queremos, los derechos humanos que tanto practicaste son la esencia  pura del amor sin fin. Bogotá noche fría del 17 de Enero de 2018.

Por:  Luis Sánchez Puche

Ver fotos y texto en El Acontecer